Bikepacker Woman: ¡Conoce la historia de la Reina que está recorriendo el mundo en bicicleta!

Soy Catalina de los Ángeles, chilena con 26 años, viajando en mi bicicleta por el mundo… ¡qué bien suena! Pero, ¿en qué momento llegué a esto? Créanme que ni yo estoy tan segura de cuándo fue que hice el click de empezar.


Soy científica y hace ya casi dos años decidí dejar Chile para perfeccionar mi inglés y continuar mi vida académica en el área en la que quiero aportar en este mundo, que es mezclando deporte y ciencia...

Y aquí empieza la historia. Como todos, no tenía cómo saber que el mundo tenía preparada una pandemia mientras estaba viviendo fuera de Chile y les seré sincera, fueron momentos muy duros y de incertidumbre que me llevaron a un mini hoyo en el que jamás había estado en mi vida. A la Catalina irlandesa le costaba hacer todo lo que en Chile para ella era normal. En Chile practicaba triatlón, donde tenía mi grupo y disfrutábamos día a día de este deporte. Salir a pedalear era terapéutico para todos y el cafecito post bici el premio final. Era muy afortunada, lo aprecio y valoro hasta el día de hoy. Fue difícil encontrar la misma energía en Irlanda por lo que mis pedaleos comenzaron a ser sola, y cada uno de esos cafecitos que antes eran conversados, también. La pandemia llegó a movernos el piso a todos y ahí estaba yo con restricciones de movimiento, atrapada en una isla jajaja. Ahora me rio pero en ese momento no fue tan chistoso.

Día 1 que levantaron restricciones estaba yo ahí, empezando a viajar en mi bicicleta. No sabía nada de cómo se hacía, no tenía idea cómo tenía que equilibrar el peso, jamás había pedaleado con peso, ni GPS usaba, solo tenía el libro de la ruta y sabía que existía y que la haría.

Este primer tour fue la conocida “Wild Atlantic way” una ruta de 2000 kms rodeando Irlanda por el Atlántico. Yo decidí hacerla de Norte a Sur, porque la meta estaba en la cuidad donde vivía, entonces así no había opción de querer volver antes. Muy ingenua tomé el tren que me llevó al Norte sin saber lo que me esperaba en esos 22 días en ruta. Recalco… NO SABÍA NADA.

El primer día un desastre, el segundo ya no tanto y así día a día mejorando… impregnándome de la verdadera Irlanda, llegando a lugares que ni los irlandeses conocen y conociendo personas e historias increíbles cada día.

El clima en Irlanda no es lo mejor del mundo así que básicamente me mentalicé a que era impermeable y mis horas de pedaleo dependían de cuándo llegaba la próxima tormenta. Disfruté cada día y me transformé tanto en la ruta que cuando llegué a la meta, sabía que esa ciudad en la que estaba viviendo ya había cumplido el ciclo para mí y que era momento de migrar a otra cuidad.

Comenzó la segunda ola de la pandemia y ya la afrontaba distinto porque ya era distinta y otras cosas pasaban en mi cabeza. Poco a poco fui pensando este segundo tour que es el que estoy haciendo. Hace 46 días partí en Berlín, llevo 4000 kms en el cuerpo y mi meta está próxima a llegar o quizás no, depende de lo que me diga mi corazón.

El plan era Berlin-Portugal visitando las ciudades más emblemáticas de Alemania y sus parque nacionales, adentrándome en los Alpes Suizos que era mi sueño y luego los franceses y terminar con la ruta del mediterráneo por la costa francesa y España para finalizar en Sagres - Portugal. Ayer ya llegué a Portugal, tengo mi meta al lado. Como en todo proceso en esta vida, el camino recorrido muchas veces es más importante que la misma meta.


Hoy preparo el día final con mucho amor y agradecida de todo lo que viví en estos 4000 kms, me transformé nuevamente. Me transformé en una mujer que estoy muy orgullosa de ser. Hubieron días soñados e increíbles agradeciendo tener esos lugares maravillosos para mí, otros días que costaban más y yo creo que unos 2 días donde toqué fondo y me cuestioné lo que estaba haciendo, pero ahí estaba mi familia, a la distancia apoyándome como siempre. Mi madre y mi hermana son las mujeres que me hacen vibrar de esta forma, como siempre les digo son por siempre el "gel deportivo" más power de este mundo.

Hoy miro a la Cata de hace un año y siento orgullo porque sin saber nada, en un país que no era el mío…. ¡me atreví! Hoy sigo sin saber nada e improvisando jajaja pero viviendo lo que será una de las mejores historias para mis nietos.


Te invito a que te atrevas a ponerle vida a tu vida, de la forma que sea y te sientas cómoda. Esto es el comienzo, porque Bikepacker Woman queda para rato.


SIGUE LAS AVENTURAS DE LA CATA EN SU INSTAGRAM @BIKEPACKER_WOMAN

125 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo