¿Cómo elegir mi primera bicicleta?


¡Cada día somos más mujeres con ganas de subirnos a la bici y nos encanta! En esta ola de entusiasmo por pedalear muchas nos han preguntado cómo elegir su primera bici; en qué fijarse, dónde encontrarla, etc., por eso hoy te traemos un post que reúne toda esa información, así que ya no hay excusas, ¡partiste a buscar tu nueva cleta Reina!


1. OBJETIVOS


Es muy importante que tengas claro el objetivo de la bici que te vas a comprar. Fíjate en la frecuencia de uso deportivo que le darás REALMENTE (mientras más sea, idealmente una de una calidad más alta que pueda rendir mejor), todo está en encontrar la mejor relación precio/calidad. Si vas a salir solo los fines de semana a distancias cortas puedes partir con una bien básica, pero si pretendes comenzar a entrenar, salir con más frecuencia y a distancias más largas, mejor invertir un poco más.


Hay bicis más escaladoras (que se desenvuelven mejor en subidas) y otras más aerodinámicas (que se desenvuelven mejor en planos). A menos que seas fan indiscutida de una de las 2 cosas, mejor una mixta. Ahora, si compras una bici escaladora no quiere decir que no te rendirá en planos y viceversa.



2. TALLA


Una vez que ya hayas decidido tu objetivo, partimos por la talla. Una bici que te quede muy grande o muy chica no solo hará que tengas una muy mala experiencia arriba de la bici, sino que también termines con dolores o peor, con una lesión. Por eso es importante que la pruebes antes y te asegures que es de tu talla. Si bien hay tallas universales, todas las marcas tienen distintas tablas de tallas así que debes informarte de eso según tu estatura y largo de piernas. Si la estás comprando en una tienda probablemente te asesorará un vendedor, pero si vas comprar una usada te recomendamos entrar a la página de la marca o googlear “tabla de tallas Cannondale” (por ejemplo) y te aparecerá. Fíjate bien que diga “tabla de tallas de bicicleta de carretera” y no de MTB u otra disciplina.



3. COMPONENTES


Los precios de las bicis varían de acuerdo a dos grandes variables.


Variable #1

Material del cual está compuesto el cuadro. Los más comunes hoy en el mercado son el aluminio y la fibra de carbono.

La comparación de sus variables, aquí:



Variable #2

Transmisión y frenos. Aquí hay dos sub-variables a considerar y son: el funcionamiento y el peso. Las marcas más comercializadas en Chile son Shimano y Sram, cada marca tiene diversas gamas de productos de acuerdo a las sub-variables mencionadas y por lo tanto en precio también.

Para tu primera bicicleta no necesitas partir con nada muy caro, puedes funcionar perfectamente durante un buen tiempo con una gama baja o media de componentes hasta que le saques el jugo. Al menos mi forma de ver las cosas es que hay que “necesitar” algo mejor en una bicicleta para adquirirlo. Así en un principio, te ahorras plata mientras descubres si realmente te gusta pedalear.


4. VELOCIDADES


Las velocidades de tu bicicleta tienen el fin de lograr que pedalees de la manera más cómoda y eficiente según las condiciones. Por ejemplo, en una subida usarás una velocidad liviana para ascender con más facilidad mientras que en plano usarás una velocidad media o más pesada que te permita pedalear cómoda y por el otro lado sin demasiado esfuerzo. Por último en una bajada pondrás la velocidad alta para bajar con más control, y así. Por eso, mientras más velocidades mejor, así tienes más posibilidades de pedalear cómoda según el terreno donde estés.


Pero… ¿Cómo saber sobre las velocidades de una bicicleta? Muy fácil! Multiplica los platos de adelante por la cantidad de piñones de atrás; por ejemplo, si tu bici tiene 11 piñones atrás y 2 platos adelante, entonces serían 22 velocidades.



5. FRENOS


Hace muchos años ya que las bicicletas de montaña usan frenos de disco y hoy por hoy, no se evalúa otra posibilidad, los antiguos v brake pasaron a la historia. Pero en las bicicletas de ruta tenemos dos opciones:


Frenos de herradura: Clásicos y livianos, perfectos para climas secos, es decir, lugares donde llueve poco o incluso perfecto si no pedaleas los días de lluvia. Son un poco más baratos, requieren menos mantención y la distancia de frenado es más larga en comparación a los frenos de disco.


Frenos de disco: Hace varios años ya que las bicicletas de ruta incorporaron el uso de frenos de disco diseñados especialmente para estas. Son más livianos y usan rotores más chicos pero son más caro comparado con los frenos de herradura. La gracia de estos frenos es que se comportan increíblemente bien en la lluvia y la distancia de frenado se acorta considerablemente. Lo que sí, es que requieren de mayor mantención, hay que cambiar pastillas más seguido y los rotores son bastante delicados. Hoy en día la mayoría son hidráulicos, lo que da una mayor sensibilidad de frenado y agotan menos nuestras manos cuando los vamos usando constantemente en una bajada de muchos kilómetros.


6. DISEÑO


Nos podríamos saltar este paso pero no nos hagamos las locas, ojalá tener una bici con colores o diseño que nos guste, ¿o no? Muchas veces pasa que encontramos exactamente la bici que estamos buscando pero tiene un diseño o colores que no nos gustan y eso nos hace dudar. En ese caso, siempre está la opción de plotearla y enchularla un poco más a tu gusto así que, ¡que eso no te influya que este aspecto tiene arreglo! Lo más importante es que cumpla con todos (o la mayoría) de los otros requisitos.


¿Qué tal este diseño personalizado?


Ya tienes la información más relevante para empezar a elegir tu bicicleta, Sabemos que existen muchas otra variables, pero no queremos marearte con tanto detalle. Mientras más pedalees, más te informarás sobre estas lindas máquinas que nos pueden llevar a todas partes.


415 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo