Cruzando Chile de mar a cordillera: De Cachagua a Portillo en bicicleta

Nada más y nada menos que 223kms y 4125 mts.

Hace un par de semanas en un pedaleo entre un grupo de amigos, partió esta idea loca como un chiste, pero de a poco fue tomando forma y nos dimos cuenta que hacer esta mega hazaña iba en serio. Era real.


Pensamos… ¡si no es ahora no será nunca! Así que con más personalidad que piernas aceptamos el desafío. Se formó un grupo de 7 riders; 5 hombres y 2 Reinas. ¡No podíamos fallar! ¡A sacar la cara por las mujeres!

*Carola Acosta y Lula Mesa


Llegó el gran día, miércoles 11/2, pero lo bueno es que esto ya lo estábamos disfrutando desde mucho antes con la organización de la ruta. Desde qué íbamos a comer y hasta qué nos íbamos a poner.


Partimos a las 5.00 AM desde Chicureo rumbo a Cachagua en una van con carro que arrendamos y que nos fue acompañando todo el camino. Cual paseo de curso todos felices y revisando los pormenores del camino. A las 7:30 ya estábamos arriba de las bicicletas, pero no contábamos con que el clima nos iba a jugar una mala pasada, así que con una llovizna comenzó el pedaleo. Primera mini parada: Papudo. Foto de rigor y partió en serio la travesía.

Conversando y pensando sólo en lograrlo nos fuimos a un ritmo tranquilo, pero como sabemos esa es la mentira más grande del mundo y empezamos a apretar hasta la primera cuesta. ¡Qué paisaje tan lindo! En este punto la temperatura había subido bastante, el sol nos quemaba y sentíamos los primeros síntomas de cansancio.

Segundo pitstop cuando llevábamos 100kms. Comida y seguimos, ya llevábamos varias horas arriba de la bici y las dudas y ganas de terminar la ruta empezaron a jugarnos una mala pasada.


San Felipe, Los Andes y por supuesto Portillo se veían tan lejanos que decidimos parar a almorzar en Putaendo. Sentaditos en una cuneta comiendo unos ricos sándwichs y donuts que nos volvieron el alma al cuerpo y vamos de nuevo!

El tiempo empezó a pasar más lento y comenzó a bajar la temperatura, lo que nos ayudó bastante... al fin Los Andes! Ya quedaba menos, pero lo más difícil sin duda. Por más que pedaleábamos la Copec que da el puntapié inicial a Portillo no aparecía nunca. Personalmente me dieron ganas de llorar, pero teníamos el apoyo permanente de todas nuestras amigas y eso nos ayudó muchísimo, sin ellas claramente esto no hubiese sido posible. Llamé a mi amiga Flavia y sólo me gritó “TÚ PUEDES”, inyección de adrenalina. No sentía las piernas, ya llevaba 8 horas en la bici y 3500 de altimetría en el cuerpo y aún faltaban los Caracoles.

Segunda llamada de rigor, esta vez a mis hijos: “MAMA TÚ PUEDES”, y listo, no sé de donde salió la fuerza pero salió. Luego de 9:15 hrs; 224 kms y 4150 metros de altimetría puedo decir que ¡LO HICE! ¡LO LOGRE!

Y díganme loca o no, pero estoy lista para otra travesía. Gracias a mis Reinas bellas, a mi amiga seca Lula Mesa, y a todos quienes de alguna manera estuvieron con nosotras. ¡Una Reina nunca tira la toalla!

Aquí les dejamos la ruta en Strava y algunas recomendaciones por si quisieras realizarla:


-Usa tu mejor calza y mucha crema o vaselina

-Ir sí o sí con vehículo de apoyo (Son muchas horas, hay que llevar mucha comida e hidratación y sobre todo para la bajada de regreso desde Portillo, es ruta con alto tránsito de camiones)

-Ir vestid@ por capas porque el clima durante el ruta es muy cambiante. No olvidar el cortavientos (en la costa la baguada costera puede ser desde simples gotitas hasta llovizna como fue nuestro caso).

-Llevar variación de comida como sandwichs livianos u otros fuera de geles y barritas, para no saturar el cuerpo con lo mismo.

-Paradas programadas de no más de 10 a 15 min. como máximo.

149 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo