Gracias Papá por presentarme mi primera bicicleta

"Mi nombre es Amparo Bastidas, tengo 14 años y pedaleo desde los 8-9 aproximadamente. Mi principal motivación arriba de la bici es superarme a mi misma. Cuando estoy muy cansada y no tan motivada, pienso en mi futuro y todos mis sueños que quiero lograr con la bici.


Gracias a mi papá conocí la bicicleta, y él ha sido el motor principal en mis entrenamientos. Siempre está preocupado de llevarme a entrenar y poniéndome a mí primero antes que a él".

"Me llamo Rodrigo Bastidas, ciclista desde que el deporte era en ruedas aro 26, frenos cantilevers y transmisiones de 3x7 velocidades... Hoy por hoy nos repartimos los andajes entre la rutera con mi hija Amparo y la endurera con mi hijo Pascual.


¿Cómo partimos con Amparo? Fue lo típico, enseñarle a andar sin rueditas, luego intentamos un poco de bmx y no le gustó, después un poco de mtb y tampoco le gustó, así que como a los 8 años pensé que mi evangelización ciclista con ella no iba a resultar.

Un día, matando una tarde de invierno, fuimos al velódromo a ver unas carreras y justo estaban corriendo unas mujeres, la Amparo quedó alucinada con las tenidas, los colores y en especial el rosado. Así que rápidamente logramos que la recibiera el profe Miguel, así fue como a los 9 años comenzó a rodar en el velódromo (bici fija, sin cambios ni frenos). El equipo era difícil de encontrar, desde la ropa, zapatillas talla 32 y una rutera talla 43 con ruedas 700.

De ahí comenzaron las carreras y salidas a la ruta donde empezamos como salidas breves de 20km suave y plano, las chicas de Women´s Cycling Chile la recibieron muy joven y la apañaban perfectamente en todas sus salidas. Luego vinieron las carreras en el velódromo, ruta, selectivos y entrenamientos con su team Uclac.

Con el paso del tiempo me convertí en team manager, chofer, mecánico, escolta y suche permanente. Luego de los años quedó en la selección metropolitana y es parte del programa promesas Chile del IND (Instituto Nacional del Deporte) donde la apoyan con todo (coach, nutricionista, psicólogo, etc...).

Este proceso ha sido sin dudas uno de los highlights de mi vida, tengo la posibilidad de ver como mi hija crece como persona, se desarrolla como deportista, genera amistades con similares intereses y el poder estar ahí es insuperable. Súmale a esto poder estar sobre la bicicleta.


Ha tenido un costo, el dejar de salir con mis amigos a los azotes y las pichangas domingueras, pero poder rodar con mi hija es simplemente insuperable (no le cuenten al Pascual). Me acuerdo que el otro día pedaleando hacia el Toyo en horario Elige Vivir Sano, conversábamos de lo lindo que era el paisaje (7am despuntando el sol). ¡¡Imagínate hacer lo que más te gusta y poder hacerlo con tus hijos!!

Creo que independiente del deporte o actividad que uno realice o practique. el realizarlo con los hijos sin duda sirve para reforzar el vínculo.


Nos vemos en la ruta o el Mtb 🤘


Rodrigo y Amparo.

118 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo