#Queentips para pedalear con frío

Se asoma el sol y se nos olvida que sigue haciendo frío .



La verdad es que después de varias semanas de lluvia y nieve, ver ese sol que sí empieza a calentar es lo más lindo que nos ha pasado el último tiempo. Pero no debemos olvidar que las temperaturas siguen bajas por lo que la nieve se mantiene bien congelada en la cordillera y esto sí nos afecta. ¿Cómo nos afecta si no tenemos nieve en nuestras casas? probablemente suene un poco burda la comparación, pero aquí va.

Cuando vamos al supermercado y pasamos por el pasillo de los congelados, al abrir la puerta del refrigerador siempre nos da frío. Imagínense si todas las puertas del pasillo estuvieran abiertas, sí, nos daría mucho frío y sentiríamos ese viento helado para el cual no íbamos preparados. Esto es lo mismo, la cordillera nevada tiene sus puertas siempre abiertas y en Santiago nos encontramos rodeados de maravillosos cerros llenos de nieve, así que, aunque llegue ese rico solcito de invierno, mientras tengamos nieve cerca, seguiremos sintiendo frío.


Probablemente a más de alguna Reina le pasó que salió a dar una vuelta en bicicleta y se le congeló hasta el cerebro. No es fácil dar con la cantidad de ropa precisa para no pasar frío ni calor, pero no se preocupen que les tenemos unos excelentes consejos para estos días.

  1. Vestirnos por capas, de esta manera mantenemos el calor corporal, impedimos que entre el frío y es muy importante que tengamos la capacidad de abrigarnos y desabrigarnos fácilmente. El viento frío es traicionero, así que la tercera capa siempre debe ser cortavientos.

  2. Usar unos buenos guantes que corten el viento. Cuando vayamos cuesta arriba probablemente nos dará un poco de calor en las manos, pero cuando vayamos cuesta abajo necesitamos que nuestras manos estén abrigadas y con una buena capacidad de reacción para poder frenar sin problemas.

  3. Manguillas y pierneras son tremendamente útiles a la hora de querer abrigarnos o desabrigarnos rápidamente. Lo bueno es que usan muy poco espacio en nuestros bolsillos. En caso de entrar en calor, podemos temporalmente bajar estas dos prendas para regular nuestra temperatura sin tener que parar a sacarnos todo por completo.

  4. Tapar bien el cuello, boca y nariz, ¿sabías que es la zona por la cual perdemos mayor temperatura? Un buff nunca falla y ahora en tiempos de pandemia es perfecto para reemplazar la mascarilla durante el pedaleo. (De todas maneras, siempre debemos llevar una mascarilla con nosotros).

  5. Si tienes espacio para llevar primera capa de recambio, ¡hazlo! Pero no olvides meterla dentro de una bolsa plástica para que no se moje con tu transpiración.

  6. Cubre zapato o puntillas. ¡No hay nada peor que no sentir los dedos de los pies!

  7. Aunque no lo crean, un buen par de anteojos también nos protegen del frío y el viento. Recuerden que siempre debemos usarlos como elemento protector, no importa si no hay sol. Existe una gran variedad de micas para todo tipo de clima.




Recuerda que todo lo que sube tiene que bajar, por lo que no tiene sentido subir tan abrigado si es que vas a terminar empapando de transpiración todas tus capas de ropa. Es mejor subir con poca ropa, hacer un cambio de primera capa a una seca y abrigarte bien para la bajada.

No olvides que siempre al partir pedaleando tendrás un poco de frío, pero no te preocupes, que entrarás rápidamente en calor. Si no sientes un poco de frío antes de partir, definitivamente te pusiste mucha ropa.



Reinas del Pedal

156 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo